La Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos es un sistema de protección regional, actualmente regulada por la  Ley 4/2017, de 13 de julio, del Suelo y de los Espacios Naturales Protegidos de Canarias, en la cual las áreas naturales se declaran y gestionan con un propósito común: contribuir al bienestar humano y al mantenimiento de la biosfera mediante la conservación de la naturaleza y la protección de los valores estéticos y culturales presentes en las mismas.

En el archipiélago canario esta Red abarca aproximadamente el 40% de la superficie terrestre, y está constituida por 146 espacios. En función de los valores y bienes naturales que se protegen, se diferencian las categorías siguientes:

  1. Parques: naturales y rurales.
  2. Reservas naturales: integrales y especiales.
  3. Monumentos naturales.
  4. Paisajes protegidos.
  5. Sitios de interés científico.

Los parques nacionales declarados por las Cortes Generales sobre el territorio canario quedan incorporados a la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos, sin perjuicio de las competencias del Estado.

En la Isla de La Palma hay un total de 20 Espacios dentro de la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos, los cuales se describen a continuación:

Parque Nacional de La Caldera de Taburiente

Parque Natural Cumbre Vieja

Parque Natural de Las Nieves

Reserva Natural Especial de Guelguén

Reserva Natural Integral del Pinar de Garafía

Monumento Natural Idafe

Monumento Natural Los Volcanes de Aridane

Monumento Natural Tubo Volcánico Cueva de Las Palomas

Monumento Natural Volcanes de Teneguía

Monumento Natural Montaña del Azufre

Monumento Natural Risco de La Concepción

Monumento Natural Costa de Hiscaguán

Monumento Natural Barranco del Jurado

Paisaje Protegido El Tablado

Paisaje Protegido Barranco de las Angustias

Paisaje Protegido El Remo

Paisaje Protegido de Tamanca

Salinas Marinas de Fuencaliente

Sitio de Interés Científico Barranco del Agua

Salinas Marinas de Fuencaliente