Medalla de Oro para el “Queso Llanomar”, marca Reserva Mundial de la Biosfera La Palma.

En el III Concurso Insular de Quesos San Juan de Puntallana 2016, celebrado el pasado 12 de agosto,  le ha sido concedida la Medalla de Oro al queso fresco-tierno de cabra elaborado por D. Román Marcos Paz Brito, “Queso Llanomar” y marca “Reserva Mundial de la Biosfera La Palma”.

 

La Granja Llanomar es una empresa familiar ubicada cerca de la costa del municipio de Puntallana, donde éste ganadero apostó en su día por la actividad quesera y la obtención de productos de calidad, buscando siempre el forraje local como base principal para la alimentación de su ganado, siendo de las pocas granjas de la Isla que lo cultiva para luego alimenta a sus animales. Con un espíritu emprendedor ha tratado siempre de obtener la mejor materia prima, que transformada artesanalmente por las hábiles y sabias manos de su esposa, juntos ponen en el mercado un producto de gran calidad, fruto de la experiencia y la responsabilidad con los consumidores.

 

 

 

La explotación ganadera de D. Román fue una de las primeras empresas en ser autorizadas a usar la marca y logotipo “Reserva Mundial de la Biosfera La Palma” en sus quesos, y a lo largo de este tiempo hemos tenido la oportunidad de compartir el esfuerzo de este ganadero y su familia por mantener su actividad y también, cómo no, de celebrar junto con ellos los éxitos conseguidos en los diferentes reconocimientos obtenidos en distintos certámenes locales y regionales.

 

 

Igualmente, llevado por ese espíritu inquieto y luchador, ha inventado, patentado y fabricado una máquina corta-recolectora de forrajes, que permite un aprovechamiento sostenible de los restos vegetales de las talas y limpiezas forestales que se realicen, tanto para alimento como para cama de los animales y aunque actualmente no se le está dando todo el uso para la que fue creada, ello no le quita el mérito de tratar de mejorar el trabajo diario en su granja a la par que ofertar una oportunidad para un uso sostenible de lo que para algunos puede considerarse un “residuo” más.

 

 

El “Queso Llanomar”, tanto en su versión tierno, como curado, semicurado, ahumado, sin ahumar o doble ahumado, con o sin sal, es muy demandado por los consumidores de la comarca. Como producto artesanal, su presencia en el mercado, está condicionada por los ciclos de producción natural de las cabras, pero la vida diaria en la granja no cambia y todo se rige por el empeño en obtener el mejor producto posible para sus clientes.

 

 

Por todo esto, y muy conscientes del duro trabajo que hay detrás, queremos hacerles llegar públicamente nuestra felicitación por esta Medalla de Oro y desear que suponga un buen incentivo para continuar con la actividad, apostando por la calidad como herramienta para la diferenciación.

 

 

Igualmente queremos felicitar al resto de queseros galardonados en este Concurso Insular.

 

 

 

 

 

 

Leave a Comment