Reserva Biosfera La Palma

Zonificación

Para una correcta preservación y mantenimiento de los valores naturales y culturales de las regiones que forman parte de las reservas de la biosfera,  se  dividen los territorios en tres zonas, según su grado de protección, donde se puede distinguir el nivel de conservación de cada una de ellas, en función de la cantidad de actividades realizadas ellos:

 Zona núcleo son zonas conformadas por espacios naturales protegidos cuyos objetivos básicos son la preservación de la diversidad biológica y los ecosistemas. Las actividades que se pueden llevar a cabo en estas zonas están centradas en la investigación y aquellos aprovechamientos tradicionales que están en perfecta armonía con el medio.

 Zona Tampón o de Protección de Las Zonas Núcleo: estas zonas permiten la integración de la conservación básica de las zonas núcleo con el desarrollo ambientalmente sostenible en las zonas de protección. Las actividades que en esta zona se realizan deben ser complementarias a las de la zona núcleo y en ninguna ocasión obstaculizar los objetivos de conservación de la misma.

• Zona de Transición: son zonas en las que se permite incentivar el desarrollo socioeconómico para la mejora del bienestar de la población, aprovechando los potenciales y recursos específicos de las reservas de la biosfera de forma sostenible, respetando los objetivos de las mismas y del Programa Persona y Biosfera. En este espacio se desarrollan prácticamente la totalidad de las actividades productivas.

 

  Superficie (Km2) Porcentaje Porcentaje Insular
Extensión terrestre Insular 708,84 81,24 81,24
Extensión marina Insular 163,66 18,75 18,75
Extensión Total 872,50 100 100
Zona núcleo terrestre 206,02 29,06 23,61
Zona núcleo marina 31,05 18,97 3,55
Zona núcleo total 237,07   22,16
Zona tampón terrestre 296 41,75 33,92
Zona tampón marina 100,25 61,25 11,49
Zona tampón total 396,25   45,41
Zona de transición terrestre 206,82 29,17 23,70
Zona de transición marina 32,35 19,77 3,70
Zona de transición total 239,17   27,40

 

Zonificación de la Reserva Mundial de la Biosfera La Palma.

La zonificación de la Reserva Mundial de la Biosfera La Palma se ha realizado bajo el principio de que, cada una de la zonas puedan cumplir con las funciones de conservación, desarrollo y logística encomendadas por la UNESCO, teniendo en cuenta la funcionalidad de los espacios, sus valores naturales y patrimoniales.
Para la elaboración y proceso de zonificación se han tenido en cuenta distintos criterios y realidades tales como:

1. La existencia de un Parque Nacional, el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente.

2. La existencia de una completa Red de Espacios Naturales consolidados al amparo de la Ley de Ley de Espacios Naturales de Canarias (Ley 12/1994).

3. La posesión en la isla de ZEPA y ZEC, incluidos en la Red Natura 2000.

4. La existencia del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales que conecta todas las figuras de protección en el sistema de ordenación territorial de la isla.

5. La existencia de una Reserva Marina de Pesca, dotada ya de su correspondiente sistema de zonificación.

Partiendo de estos fundamentos, se establece la zonificación en función de la categoría de los espacios.

Con el motivo de adaptar el concepto y los fines de la Reserva de la Biosfera a los nuevos desafíos que se nos presentan, es necesario conseguir una mayor integración de la zonificación pasando de espacio protegido a espacio protector. Por ello, se plantea una zonificación en la que se integren tanto temas de conservación como de desarrollo sostenible y social. La inclusión de conectores ecológicos en torno a las zonas núcleo y al medio marino, ofrece a la Isla una mayor continuidad, conectividad y consistencia en ambos medios y evitando el efecto “isla en una isla”.

Volver arriba.

                                                       

Biosfera

Facebook

 

Twitter